martes, 17 de diciembre de 2013

Repaso al Reglamento del Pádel (II): La Pelota

Logo formado por dos libros superpuestos utilizado como referencia al Reglamento del Pádel


Nueva entrada dedicada a repasar el Reglamento de Juego del Pádel. En esta ocasión vamos a ver que dice el citado Reglamento sobre un elemento indispensable para el juego: la pelota.

De la pelota, en el Reglamento, se habla muy poco, y todo hace referencia a una serie de cifras, relativas al peso, medidas, rebotes, etc. Es un apartado que resulta más de curiosidad que de aplicación práctica, ya que, como sucede en otros deportes, las pelotas que se utilizan son aquellas que ya han sido, previamente, homologadas o aprobadas por las Federaciones Internacionales competentes; en el caso que nos ocupa, la Federación Internacional de Pádel (F.I.P.).

Conjunto de pelotas de pádel fotografiadas en primer plano


"Las pelotas para su uso en las competiciones oficiales de la FIP serán aquellas aprobadas por ésta.

La pelota deberá ser una esfera de goma con una superficie exterior uniforme de color blanco o amarillo. Su diámetro debe medir entre 6,35 y 6,77 cm y su peso estará entre 56,0 y 59,4 grs. Deberá tener un rebote comprendido entre 135 y 145 cm al dejarla caer sobre una superficie dura desde 2,54 m.

La pelota deberá tener una presión interna entre 4,6 y 5,2 Kg por cada 2,54 cm cuadrados.

Cuando se juegue a más de 500 m de altitud sobre el nivel del mar, se pueden utilizar otro tipo de pelotas, siendo idénticas al tipo antes descrito excepto en que el rebote deberá ser de más de 121,92 cm y de menos de 135 cm."



No hay comentarios:

Publicar un comentario